Las 11 cosas que debes saber sobre los dragones de Komodo

¡Sí! Los dragones existen, pero no de la manera como imaginas o como se ha relatado en las historias medievales. Se trata de seres que son tan cotidianos como los cocodrilos en Miami, pero en este caso hablamos de Indonesia y otros lugares de Asia.

Los dragones de Komodo si bien no escupen fuego, tienen un aliento “de dragón” el cual sería mejor no percibir ya que se trata de animales que sienten predilección por la carne, así que más vale alejarnos de ellos.

No obstante son criaturas llamativas y exuberantes, de las cuales no podíamos dejar de mencionar algunos aspectos, así que empecemos.

Les presentamos al dragón de Komodo

  1. Es el lagarto más grande del mundo, donde un ejemplar promedio alcanza los dos y hasta los tres metros de longitud, y un peso de 70 kilos. Esto teniendo en cuenta que los cocodrilos y caimanes se encuentran clasificados en una clasificación diferente.

  2. Pese a la longitud que poseen los dragones de Komodo, estos apenas pesan 70 kilogramos en promedio, lo que les permite ser bastante ágiles y veloces para cazar y capturar a sus presas.

  3. El mal aliento de los dragones de Komodo se debe principalmente a su saliva, y es que esta es un caldo de cultivo de microorganismos capaces de descomponer la carne que consumen, por lo que es mejor apartarnos de su mordida.

  4. La saliva de este lagarto es tan letal que puede matar a la presa antes de ser desmembrada. La saliva actúa como la ganzúa del cerrajero (lagarto) para abrir la puerta, que se traduce en la presa.

  5. Su nombre científico es Varanus komodoensis, y se encuentra emparentado con otros varanos de menor tamaño, siendo este el rey de los varanos.

  6. No solo se dedican a cazar presas, tales como mamíferos, aves e invertebrados, sino que comen carroña en función de mantener el equilibrio microbiológico de su saliva mortífera. Es parte de su sabiduría instintiva.

  7. Se trata de un animal que es sumamente famoso en los zoológicos que se encuentra, dada la ferocidad que ostenta, y por ello los visitantes del lugar no dudan en tomar fotos del animal, pues su aspecto es bastante llamativo.

  8. Es una especie protegida en Indonesia, lo que ha motivado la fundación de una reserva en 1980 llamada Parque Nacional de Komodo, en virtud del reguardar a esta criatura.

  9. Son de los pocos lagartos que ante la ausencia de machos se reproducen a través de partenogénesis, que no es más que la segmentación del óvulo sin que necesariamente sea fecundado por especímenes masculinos.

  10. Aunque se caracterizan por ser feroces, los individuos jóvenes deben esconderse en lugares elevados para que los depredadores no hagan de las suyas con ellos, hasta el momento en que se desarrollan completamente.

  11. Sus percepciones visuales son buenas durante el día pero deficientes en la noche, mientras que las auditivas son bastante pobres. Su lengua potencia en gran manera su capacidad de percepción de sabores, olores y otros estímulos.