Probióticos, medicarse con alimentos

Desde ya hace algún tiempo uno puede ver en fórmulas lácteas para niños que se anuncia que incluye Probióticos, pero paz verdad es que no le hemos prestado mucha atención a ellos; por lo menos yo, quizá porque no tengo niños por los que preocuparme.

Ahora bien, estos Probióticos se están haciendo cada día más populares y lo que se busca es que los alimentos contengan Probióticos y la pregunta que  nos hacemos es ¿Cuáles son los beneficios?

Según mi conocimiento, los Probióticos no son más que bacterias que se agrega a la comida y que protegen nuestro cuerpo de enfermedades, es decir, son como escudos para que no nos ataque ningún virus que esté en el ambiente. En el caso de los niños resulta genial, pues eso ayudaría mucho a que no se enfermen, sobre todo de gripe u otra enfermedad viral.

Los Probióticos convierten nuestra comida en medicina, por mucho que eso pueda parecerte algo extraño, y la verdad es que sus beneficios pueden tener. Quizá en un futuro no tengamos que comprar ninguna medicina adicional porque ya tenemos todo lo que tenemos en nuestros alimentos.

Lo único que me pone a dudar del uso de los Probióticos es la tolerancia de cada uno de nosotros, pues para nadie es un secreto que existimos seres humanos que somos alérgicos a algunos alimentos, bacterias o lo que sea; consumir Probióticos a los que somos alérgicos no creo que sea algo positivo ni seguro.

Yo supongo que la inclusión de Probióticos siempre lleva un estudio previo de efecto sobre las personas y alguna restricción habrá de tener; aunque supongo que no debe ser malo, pues se lo dan a todos los niños que recién nacen.